Trasplante Acer

Hoy le toca a este esqueje de acer negundo del año pasado. Como podéis ver en un año no solo ha crecido y engordado mucho (medía metro y medio antes de cortarlo) sino que ya ha empezado a crear nebari con un sistema radicular más que aceptable.

Como veréis a continuación, el trasplante de uno de estos tampoco tiene mucho misterio. Lo primero que hemos hecho ha sido limpiar el sistema radicular con agua, al completo, para ver y trabajar con lo que tenemos.

Sistema radicular limpio

Seguidamente, hemos podado raíces a nuestro antojo, eliminando todas las gordas que no entraban en el diseño del nebari, y dejando las que sí. También hemos intentado dejar la mayor cantidad de raíces pequeñas, para no frenar mucho su crecimiento este año.

sistema radicular acer negundo

Como podéis ver arriba, le hemos dejado el sistema radicular con las raíces gordas colocadas estratégica mente, ahora toca una maceta plana y podríamos guiarlas con puntillas sobre la base plana para hacerlo aun más perfecto, aunque en este caso no lo haremos por ahora.

Sujeción de raíces

Hay que sujetar siempre perfectamente nuestros trasplantes, sean plantones, esquejes o árboles, pues el más mínimo movimiento de este, por un golpe o el viento, dañará las nuevas raicillas pudiendo llegar a provocar hasta la muerte del ejemplar.

Acer negundo trasplantado

Hemos usado akadama 90% 10% turba, y dado un buen lavado antes de colocarlo a semi-sombra, evitando cualquier corriente de aire tanto ahora como en la totalidad de su cultivo. Y ya tenemos listo nuestro Acer para empezar a abonar en cuanto empiece a brotar. Su próximo trasplante será ya en 2-4 años según veamos su vigorización y la necesidad de este, pues mientras más tardemos en trasplantar mayor engrose tendrá su nebari.

Mi más cordial saludo a todos, Kike

Leave your comment

IVA incluido en todos los precios Descartar